MEDICIÓN NO INVASIVA DE GLUSOSA: PRODUCTOS (parte 2)

DAVID VEGA FERNANDEZ / GABRIEL HERNANDO CASTAÑEDA

En la segunda parte, analizamos los productos que nos han parecido más significativos, y que además representan el pasado, presente y futuro de la medición no invasiva de glucosa en sangre.

Diapositiva2

Ninguno está preparado para el deporte, pero la comunidad científica se esmera en conseguir resultados para algo que podría cambiar nuestra forma de entender desde la nutrición al deporte de alto rendimiento, pasando evidentemente, por la calidad de vida de millones de personas diabéticas.

GlucoWatch G2

glucowatch1

Está compuesto de dos partes: (1) Un monitor que se lleva en la muñeca como si fuera un reloj, el cual lleva una pantalla para visionar los eventos y (2) Un autosensor: una especie de parche (parecido a los que utilizan para suministrar nicotina).

El monitor funciona enviando una pequeña corriente eléctrica a través de la piel que mide la glucosa. El GlucoWatch hace sonar una alarma cuando los niveles de glucosa son demasiado altos ó bajos para los parámetros del usuario. El monitor se debe de programar de acuerdo a cada paciente.

Analizándolo así, podríamos decir que es apto para la práctica deportiva, pero ahora vienen sus problemas: (1) Realiza mediciones cada 20 minutos, (2) Ofrece las mediciones con 20 minutos de retraso y en una de cada 4 mediciones, el resultado puede llegar a variar hasta un 30% con respecto a la lectura sanguínea real, y (3) Las pegatinas irritaban la piel.

Este producto se comercializó en EE.UU. a partir del año 2002, y en esa fecha existían en el país 10 millones de diabéticos diagnosticados. El proyecto pertenece al pasado, aunque se acerca mucho a lo que necesitaríamos.

Otro dispositivo es el Sencell, aquí tenéis su web

inject-forget         read-at-need

Se introduce bajo la piel un chip de 2x7mm. Su pequeña batería se carga sin tener que extraerlo y transfiere los datos de la medición mediante wireless al reloj. Incluso se podría conectar con los teléfonos móviles de padres o personal médico. La medición es continua y puedes visualizarla siempre que quieras en el reloj.

Parece que esto se adapta más a nuestra demanda pero, ¿realmente merece la pena insertarse un chip en el cuerpo? La respuesta es NO.

El chip tiene una vida útil limitada a pesar de su autocarga, el glucómetro precisa de una calibración frecuente mediante el método tradicional, influyen numerosos factores como la temperatura, la transpiración de la piel y el movimiento, por lo que la medición puede variar de los niveles reales de glucemia. Y como último inconveniente, durante su desarrollo se ha observado que la medición que aparece en el reloj lleva 5 minutos de retraso. Los prototipos iniciales se presentaron en 2011.

A día de hoy, no existe un glucómetro totalmente NO INVASIVO, a pesar de que diferentes empresas trabajan en proyectos, principalmente en el ámbito de los diabéticos. Los prototipos, muchas veces, se quedan precisamente en eso. Se están estudiando nuevos métodos de medición basados en espectroscopia, en la extracción transdérmica, fluorescencia, variaciones electromagnéticas y polarimetría (sé que suena a chino). Aún debemos esperar para poder conocer nuestra glucemia cuando salgamos a practicar ejercicio. ¿Cuánto tiempo? Pues hay una tal empresa que se llama Google (¿os suena?) que está invirtiendo en el sector, lo que ilusiona, primero a los diabéticos e inmediatamente después a los deportistas, aunque ya hemos visto que en esto de la medición no invasiva de glucosa los plazos son muy largos, pues requieren de numerosas licencias, permisos, etc. Su prototipo es el siguiente:

Google Lab

google-lentillas    lentilla-google

Las lentes utilizarían las lágrimas del portador para calcular el índice de glucosa en la sangre. Gracias a la posibilidad de miniaturización, y al diseño en capas, en ellas se integrarán chips con conectividad inalámbrica y un sensor de glucosa. Otro tema será buscar la fuente de alimentación de la lentilla.

Lo siguiente será monitorizar los niveles de glucosa de los diabéticos desde el móvil o cualquier otro dispositivo portable que se pueda comunicar con las lentillas de forma inalámbrica. También se está valorando la posibilidad de poner una luz LED en la propia lente, que alerte al usuario de que su nivel está en límites peligrosos para su salud. Google anuncia que medirá en tiempo real. Poca información más allá de la lanzada por Google en enero de 2014.

Google está abierto a que otros participen en sus proyectos de investigación, y ayuden a conseguir crear un producto real. Quiere buscar socios más experimentados en esta industria.

POSIBLE APLICACIÓN A DEPORTES

Cada vez más investigaciones han mostrado cómo el nivel de glucosa en sangre puede alterar la respuesta fisiológica y el rendimiento de un ejercicio físico. Un objetivo del hipotético GLUCOMETRO DEPORTIVO del futuro sería una mejor dosificación por parte del deportista a la hora de hacer esfuerzos, sobretodo en disciplinas de resistencia y la posibilidad de seleccionar mejor el momento de la ingesta de carbohidratos durante la práctica deportiva. También permitiría aumentar la calidad de los entrenamientos y la optimización de la ingesta nutricional previa a la competición.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *