Entrenando con Nexus 5, Nexus 10, LG 2G y HTC One: ANT+ Enabler

Para todos los que tengáis estos smartphones y queráis entrenar con él, buenas noticias. El pasado 25 de mayo se puso “a la venta” en Google Play la aplicación ANT+ Enabler, una APP pensada para que estos terminales puedan “leer” ANT+, ya que no lo hacen de forma “nativa”.

imagenes11

Nos estamos refiriendo a la manera en que el Nexus 5, Nexus 10, LG 2G y HTC One puedan detectar diferentes bandas pectorales que registran frecuencia cardiaca o incluso medidores de potencia, podómetros y hasta básculas (siempre bajo el sistema de transmisión ANT+).

La cuestión es un poco complicada y en el blog zitaSport hemos hablado de ella de forma recurrente: la conectividad entre el smartphone y las bandas pectorales que registran frecuencia cardiaca.

Una banda pectoral de frecuencia cardiaca emitirá su señal inalámbrica mediante uno de estos tres sistemas: Bluetooth 2.0 (también llamado Classic o Legacy), Bluetooth 4.0 (también llamado smart o Low Energy) y el sistema ANT+. También existen otros sistemas específicos de diferentes marcas, el más conocido, el sistema WIND de Polar, pero los sistemas que son compatibles con smartphone son los tres mencionados.

Sin embargo, no todos los smartphones “reconocen” todas las señales (BT 2.0, BT 4.0 y ANT+). De hecho, muy pocos modelos vienen “de serie” con un chip que entienda cualquiera de las tres señales comentadas.

Estos smartphones, a día de hoy son: Samsung Galaxy S4, S5, (y el S3 para versiones Android 4.3 y superiores) y por parte de Sony: Xperia Z1 y Xperia Z Ultra. Y aquí termina la lista de smartphones compatibles con cualquier sistema de transmisión.

El ya famoso chip BMC4335 que se integró en los modelos S3 y S4 de Samsung fue el primer chip “multi-lectura” en lo que se refiere a estos sistemas de transmisión.

Además, otros smartphones están instalando chips similares, para que sean compatibles con los sistemas de transmisión citados. Es el caso del Nexus 5 y el Nexus 10, que tienen “en sus tripas” el chip BMC4339, evolución del anterior.

Diapositiva1

Esto hace que potencialmente, puedan “leer” la información que proviene de una banda pectoral ANT+, o de cualquier dispositivo que transmita su señal inalámbrica de esta manera, y son muy numerosos: medidores de potencia que se instalan en las bicis de carretera, medidores de cadencia, podómetros en las zapatillas de los runners y hasta básculas de peso.

Lo que ocurre en el caso de los modelos citados (Nexus 5, Nexus 10, LG G2 y HTC One) es que esta posibilidad está “dormida” a la espera de que la versión Android correspondiente lo haga posible, o se actualice el software de alguna manera. En resumen: el hecho de que la transmisión ANT+ no funcione no es culpa de la parte “hard” del smartphone, sino de la parte “soft”.

Para solucionar este “adormecimiento” del software (que también podríamos decir “impotencia” o “incapacidad”) y mientras aparece una versión de Android que haga todo esto más fácil, hemos encontrado en la tienda de Google la APP: ANT+ Enabler, que permite “despertar” a la parte ANT+ de tu smartphone… la fecha de lanzamiento es bien reciente: 25 de mayo de 2014.

¿pero es todo esto realmente importante? depende, como en casi todo…

Si te compras una banda pectoral BT 4.0 para utilizarla con tus aplicaciones de entrenamiento favoritas: Endomondo, Runkeeper, Runtastic, Sports Tracker, iMapMyRun, etc. y así poder registrar la frecuencia cardiaca, te habrás gastado aproximadamente 60 euros en una banda pectoral y tendrás la tranquilidad de saber que todo funcionará.

Pero tal vez seas poseedor de un viejo Garmin Forerunner 205, 305, etc. o cualquier otro pulsómetro que funcione mediante ANT+. Si es así, con la APP ANT+ Enabler podrás “rescatar” tu vieja banda pectoral ANT+ y hacer que todo funcione como si de una banda BT 4.0 se tratase…

Otra cuestión es que las APPs citadas estén preparadas para “leer” ANT+ (otra vez el problema es “soft”)… Para eso, lo mejor es que revises el artículo de conectividad del blog: Conectividad en Samsung Galaxy S4: CONCLUSIONES

Normalmente, y así lo indica ANT+ Enabler, será necesario descargarse la APP gratuita de ANT+ (ANT+ USB Service) para que todo fluya. Para esto, lo mejor es leer el artículo del blog: Endomondo Pro: conectividad en Samsung Galaxy S4.

También es importante comentar que para poder hacer que todo funcione, hay que rootear el smartphone previamente. Esto lo menciona el desarrollador en la propia descripción de la APP, indicando además que es sencillo desinstalar la APP y que devuelve el importe de la misma en un plazo de 10 días sin preguntar el motivo.

En cualquier caso, las valoraciones hasta el momento son muy positivas, y aunque el precio es alto para una APP (7,26 euros) es cierto también que la otra opción es comprar una banda pectoral BT 4.0, lo cual será bastante más caro.

Como curiosidad, el desarrollador expone lo siguiente en la info de la APP: “Parece que algunas personas se quejaron del precio y algunos incluso van más lejos y pretenden menospreciar mi arduo trabajo. Por favor, permítanme explicarles que hacer esta APP no ha sido una tarea fácil. No es una herramienta de configuración simple que se enciende con un par de interruptores del sistema y copia algunos archivos de otros teléfonos. Esto ya lo intentaron otros antes y fracasaron. No señor, si fuera tan fácil, podrían encontrar la solución a todo esto en Internet desde hace mucho tiempo. Han sido cerca de 4 meses de trabajo duro y muchos días hasta las 2 de la mañana. La APP contiene unas 10.000 líneas de Java y C++ de código para crear el controlador para ANT + y el parche para la pila Bluetooth. En cuanto al precio, es más económico que comprar el adaptador ANT+ mediante USB” (y yo añado que también más económico que comprar una banda pectoral BT 4.0).

Diapositiva3

CONCLUSIÓN:

Los smartphones tienen un serio problema de compatibilidad en lo que a la transmisión inalámbrica para el deporte se refiere. No solo para medir la frecuencia cardiaca, sino otros parámetros interesantes, como pueden ser los equipos de medición de potencia en las bicis o los podómetros en los runners. Los fabricantes de estos dispositivos eligen el sistema que prefieren, los más avispados permiten elegir su producto con el sistema de transmisión que el consumidor prefiera, y los productos más completos, dispondrán de ambos sistemas simultáneamente. Pero en todos estos casos, el problema lo soluciona el fabricante, o sea: el emisor de la señal. No lo soluciona el receptor (el smartphone en este caso). La coexistencia de los sistemas incompatibles ANT+ y Bluetooth en el mercado es una realidad que los fabricantes de smartphones no pueden obviar. Samsung, por ejemplo, decidió desde el modelo Galaxy S3 que todos sus nuevos productos serían compatibles con ambos sistemas de transmisión, precisamente porque cada vez más usuarios entrenan con su smartphone y no quieren tener que volverse locos para saber qué sistema funcionará con su teléfono.

APPs como esta evolucionan rápidamente la tecnología para que en un futuro próximo no nos tengamos que preocupar de si “¿eres ANT+ o eres Bluetooth?”.

Como dijo el gurú Ray Maker en el simposio anual ANT+ 2013: “consumers don´t care about your excuses, your excuses will cost you business”.

2 comentarios
  1. Francisco
    Francisco Dice:

    Yo tengo un nexus 5 y compre la banda de medisana. El móvil encuentra la banda, pero cuando le doy a emparejar, empieza, pero nunca conecta. El chico que me la vendió la conecto enseguida en su movil (un Lg, curiosamente como el nexus 5,) sin problemas en apenas unos segundos.También la he conectado a un iphone en cosa de segundos, pero oye con el mío no hay manera. Alguien sabe qué puede pasar???

    Gracias de antemano..

    Responder
    • Jorge
      Jorge Dice:

      Yo tenía un nexus 5 y compré la correa genaute bluetooth smart del decathlon para conectarla a la aplicación runtastic pro.
      Pues aun reconociendo el sistema bluetooth del nexus la correa, la aplicación no era capaz de conectar con la correa. Probé con el endomondo y no hubo problema.
      Al principio pensé que era un problema de compatibilidad del pulsómetro con la aplicación runtastic, pero cual es mi sorpresa que recientemente cambié a un móvil motorola y la correa con la misma aplicación si que funcionan sin problema.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *