Breve historia de los smartwatch y su utilización como pulsómetros

En el blog zitaSport nos interesa toda la tecnología que podamos utilizar para hacer ejercicio, o para motivar a los más perezosos a salir a correr, bici, natación (o bailes de salón), así que vamos a hacer un pequeño repaso a la historia de los smartwatch para intentar adivinar hacia donde iremos en el futuro, y sobretodo, saber si nos sirven para entrenar.

smartwatch 1

Parece que hubieran existido siempre, esos relojes que “viven” asociados a los smartphones para no tener que sacar el teléfono en plena conversación (que queda mal), aunque tal vez sea peor que parezca que estás mirando la hora (aunque en realidad estás viendo el ultimo mensaje recibido).

El último “bombazo” ha sido el iWatch de Apple, como antes lo fueron otros… en el blog zitaSport hemos tenido la oportunidad de probar el Samsung Galaxy Gear y el Sony SW2 y utilizarlos cómo pulsómetros deportivos con varias APPs, todo ello con bastante éxito.

Pero antes de hablar del futuro, repasemos el pasado.

Año 2000: El primer Smartwatch

En el año 2000, IBM presentó los primeros intentos de smartwatch, con sistema Linux y 8MB de memoria RAM e incluso Bluetooth. Era el IBM WatchPad.

smartwatch 2

La transición: 2000-2012

El proyecto de IBM era muy interesante. IBM soñó lo que ahora nos parece algo normal. Las limitaciones de tamaño y rendimiento pusieron freno al sueño.

Y a partir de aquí, varios intentos fallidos fueron apareciendo cada 3-4 años: El Palm Fosil Wrist PDA con pantalla táctil en 2003, Microsoft SPOT en 2004 y Samsung S9110 en 2009.

smartwatch 3

La revolución: 2012. Pebble y Metawatch

Lo dicho, cada 3-4 años aparecían prototipos que no llegaban a más, pero en 2012 todo cambió. El cambio se produjo de dos maneras diferentes: Pebble y Metawatch.

El primer smartwatch “de verdad” vino de la mano del universo crowdfunding (Kickstarter en este caso) y todos lo conocemos: es el reloj Pebble, que no deja de actualizarse y adaptarse al mercado. Desde luego, por 99$ es una opción más que razonable.

Metawatch apareció tan solo 3 meses después, igualmente en Kickstarter.

Metawatch está pensado para que los desarrolladores puedan crear o hacer compatibles sus propias APPs en el reloj. En la web de Metawatch podemos leer: “Metawatch es un smartwatch amistoso con el desarrollador. Este puede utilizarlo para aumentar la participación de los usuarios e impulsar el uso de su aplicación.”.

El presente: 2013. Samsung, Sony y muchos más

A partir de aquí todos conocemos la evolución del mercado. Rápida, vertiginosa y divertida (como nos gusta en el blog). El Sony SW y rápidamente el Sony SW2, los relojes de Samsung (Galaxy Gear y Gear2) y muchos más.

De Wikipedia hemos rescatado esta tabla, porque revisar todo el mercado se nos antoja demasiado complicado.

smartwatch 4

Apple se une a la fiesta: 2014. iWatch para iPhone

El 9 de septiembre de 2014 se presento el iWatch de Apple. Hay mucha información en Internet y ya sabeis que no nos gusta opinar hasta que no probamos el producto. Nuestra ilusión (y estamos hablando con Apple para ver si se produce el milagro) es probar el iWatch cómo pulsómetro… lo dejamos aquí por ahora.

Uso deportivo: ¿somos los primeros en probar esto?

En el blog zitaSport nos gusta toda la tecnología aplicable al deporte, y enseguida vimos la posibilidad de que los smartwatch funcionaran como pulsómetro. El éxito fue rotundo en las pruebas con el Samsung Galaxy Gear y con el Sony SW2.

Puedes ver nuestros experimentos con el Samsung Galaxy Gear utilizado como pulsómetro con las APPs: Runkeeper, Runtastic y iMapMyRun.

Y nuestros experimentos con el Sony SW2 utilizado como pulsómetro con las APPs: Endomondo y Runtastic.

Si hay que poner un “pero” tal vez sería que no están pensados para un uso deportivo, con lo que los materiales, refuerzos, etc. no son los adecuados, pero esto es lo más barato de solucionar. Lo que es la parte software funciona perfectamente.

El futuro: (especulaciones)

Viendo la evolución de los relojes deportivos inteligentes (RDI) ¿no podría pasar al reves?

Relojes Deportivos Inteligentes (RDI) como el Suunto Ambit3 o el Garmin Forerunner 920xt permiten que en el reloj se puedan ver notificaciones de mensajes entrantes, llamadas recibidas, etc. siempre que estén emparejados al smartphone.

A su vez, ya hemos comprobado en el blog que podemos utilizar los smartwatch como pulsómetros con un éxito abrumador. Concretamente hemos probado el Samsung Galaxy Gear y el Sony SW2.

¿Cuál será la diferencia entre un smartwatch y un RDI en el futuro?

¿Se venderán smartwatch con distintas terminaciones en función de su uso preferente?… o sea: como los acabados de un coche: Luxury, Sport, Dynamic, Economic, etc.

Y ahora que ya conoces la historia de los smartwatch… ¿Cómo crees que será el futuro de la tecnología para el entrenamiento?

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] discusión pendiente, como ya predecíamos hace no mucho es que probablemente haya comenzado la batalla entre los smartwatch y los RDI, o tal vez su […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *