Tecnología en tu Gimnasio casero por poco dinero (la evolución)

GABRIEL HERNANDO CASTAÑEDA

Vamos a darle una vuelta al invento de “EL GRAN DIMAS”, que para conseguir pasar 3 horas encima de la bici es capaz de usar la tablet hasta de abanico si hace falta… De hecho, no recomendaría a nadie estar 3 horas encima de una bici estática, y ahora que lo pienso, no recomendaría a nadie hacer 3 horas seguidas de lo que sea… no debe ser bueno.

Habíamos dejado la tablet enchufada a la bici estática a través de un cable como los del mechero del coche, a partir de aquí, lo primero que abriría sería el blog de zitasport para leerme los últimos artículos!!!!

Después de eso, si quiero conocer mi frecuencia cardíaca mientras entreno, básicamente tengo dos opciones.

Opción 1: Puedo descargarme APPs de entrenamiento como las que veis: Sports Tracker, Endomondo o Strava.

p1

Todas reconocen la banda de pecho bluetooth y registran correctamente la frecuencia cardíaca. Al final del entrenamiento podrás tener una gráfica de la frecuencia cardíaca durante la sesión y una gráfica de zonas de entrenamiento (esto lo hace muy bien la APP Sports Tracker).

sep13

Opción 2: Si tienes una banda de pecho que utilice sistema ANT+, la cosa es un poco más laboriosa, pero no mucho: un cable OTG (menos de 4 euros) para conectar el PC POD ANT+, que si tienes hábito de pasar los entrenos del pulsómetro al pc, ya tendrás, y la banda de pecho compatible ANT+. Descargate las APPs ANT+ Radio Service, ANT+ USB Service y ANT+ Demo (todas gratuitas) y a funcionar…

p2

 Con la APP ANT+ Demo podrás ver fácilmente tus pulsaciones, aunque lo increíble del sistema ANT+ es la cantidad de gadgets y aparatos que puedes enchufar si son compatibles, desde básculas a medidores de potencia, todo con la APP ANT+ Plugins (también gratuita). Con la APP IpBike podrás ver la frecuencia cardíaca con el sistema ANT+. Esto es importante, pues las APPs que he comentado antes solo funcionan con el sistema bluetooth (por ahora).

p3

Por lo demás, para motivarme, además de música cañera o la versión extendida del Señor de los Anillos (porque en 3 horas la ves completa), os recomiendo:

Primero, para ir cogiendo ritmo, la subida a La Plagne de “El Rey Miguel” en el Tour de Francia de 1995. Se han visto muchas cosas en 100 años de Tour, pero que un ciclista descuelgue a todo un pelotón sin darse cuenta, pocas veces…  ¿acaso le veis mirar hacia atrás en algún momento?

Después, la ascensión a Hautacam de Bjarne Riis en 1996. Etapa 16. La más rápida de la historia del Tour según se cuenta y de la que se ha dicho: “Nadie, ni antes ni después, ha generado tanta potencia como él en un puerto del Tour de Francia”. Vale que Riis iba de EPO hasta las cejas, como él mismo ha reconocido años después, pero… ¿no se trata de motivarse?

Y dejaría para el final, para darlo todo, para esas series extenuantes, los ataques de Alberto Contador a Michael Rasmussen en el Col de Peyresourde en 2007. Con el sonido bien alto, porque los comentarios lo merecen… todavía se me pone “la piel de gallina” cada vez que lo veo….

Ahora ya sabes: “si no te gusta entrenar, entrena con tecnología”

3 comentarios
  1. Dimas Jesús Calle
    Dimas Jesús Calle Dice:

    Como comenta nuestro amigo Gabriel, yo tampoco recomendaría estar 3 horas en la bici estática a nadie, a veces lo intercalaba con un step que tengo en casa que ponía delante de la tele 😉

    Ese tiempo lo hice durante un mes y buscaba rendimiento de competición, este cantidad de trabajo es imposible mantenerlo en el tiempo y menos si queremos estar saludables. Acordaos la salud antes que nada.

    Responder
  2. Alberto
    Alberto Dice:

    Hola!

    He llegado hasta esta página por que estoy buscando una app muy específica, no se si existirá aun.
    Tengo una bicicleta estática humilde, esa bicicleta estática lleva un aburrido monitor conectado por minijack (el cable de los auriculares).

    Me preguntaba si existe alguna aplicación de android que aproveche esta característica, me gustaría poder conectar mi teléfono a la bici.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *