HIDRATOS DE CARBONO Y DEPORTE. (GLÚCIDOS Parte 1)

Los glúcidos o hidratos de carbono, llamados así por su composición de hidrógeno, carbono y oxígeno se pueden dividir en  dos tipos:

– Los digeribles o glucémicos, que son absorbidos por el intestino delgado.

– Los no digeribles o no glucémicos, llegando al intestino grueso sin ser absorbidos, que son los que denominamos fibra alimenticia.

Y dentro de los primeros que son los que más  importantes a nivel energético para el deporte, los podemos dividir en:

Monosacáridos: Los más conocidos son la glucosa, fructosa y galactosa (que con la unión de estos se van a ir formando estructuras más complejas).

Disacáridos: es la unión de dos moléculas de monosacáridos, como por ejemplo la lactosa, que es la unión de una molécula de glucosa con otra de fructosa.

Oligosacáridos: Compuesta desde 3 a 9 moléculas, como por ejemplo las maltodextrinas.

Polisacáridos: Más de 9 moléculas de monosacáridos, son los que ya denominamos hidratos de carbono complejos.

Para entender esto de una forma sencilla, diríamos que cuanto más compleja sea la unión de estas moléculas,  más se tarda en separarlas para sacar la glucosa que circula en el torrente sanguíneo, que será la que al final nos proporcionará la energía necesaria para el deporte y vida diaria, sin dejar de lado el cerebro, que sólo funciona con glucosa.

hidratos 1

Los principales alimentos ricos en hidratos de carbono son fundamentalmente de origen vegetal, como por ejemplo los cereales, sus derivados como el pan y la pasta, el arroz, las legumbres, los tubérculos como la patata, etc….

Para entender un poco mejor su funcionamiento son muy importantes los términos índice glucémico y la insulina, que ya explicaremos con más detenimiento en siguientes artículos.

Ahora lo importante es saber que la función principal de los hidratos de carbono es la energética, importantísima para un buen rendimiento deportivo, a parte de ser también ahorradora de las proteínas y acumuladora de reservas de energía en forma de glucógeno o grasa.

Una buena planificación en la ingesta de los hidratos de carbono de distintos tipos, puede ser la diferencia entre conseguir buenos o malos resultados.  Yo por ejemplo,  uso a veces como preentreno gominolas (¡ si, he dicho bien, gominolas !, siendo una fuente rica en glúcidos de absorción rápida, aunque no debemos abusar de ellas por los saborizantes y colorantes que llevan).

hidratos 2

Y para terminar este artículo os cito mi frase favorita otra vez: “SOMOS LO QUE COMEMOS Y ENTRENAMOS, DIVIÉRTETE Y SE FELIZ”

DIMAS JESÚS CALLE GONZÁLEZ

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Hidratos de Carbono: Nos aportan energía inmediata o duradera, sirven para la protección que las proteínas no se usen como energía y mantengan su función, etc…. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *