Lo que más me gusta (y lo que menos) del Garmin Forerunner 910xt (parte 5)

GABRIEL HERNANDO CASTAÑEDA

Una de las dudas que cualquier usuario puede tener con respecto al GPS de un pulsómetro es: ¿pero realmente mide bien? ¿Hay diferencias entre los modelos? ¿Merecerá la pena?… Así que el GPS y la banda de pecho son los temas que trataremos en esta parte, buscamos fiabilidad y no tener que preocuparnos por cosas que no sean entrenar, aunque sin duda, la banda de pecho es el punto débil de este pulsómetro.

fiablilidad de los datos

fiablilidad de los datos

Antes de continuar, debes saber que simplemente soy un entrenador y aficionado a la tecnología como lo puedes ser tu. Escribo mis opiniones y no tienen porqué ser coincidentes con las del resto de la humanidad, incluso pueden estar equivocadas en ocasiones. Si me he perdido algo, o no estoy actualizado, solo tienes que dejar tu opinión al final del post y estaré encantado de editarlo y corregirlo. Y ahora, al tema de hoy:

GPS: recepción de satélites. Las pantallas que nos encontramos en el Garmin Forerunner 910xt nos recuerdan, sin duda, a los clásicos GPS de la marca. La famosa y fiable serie Etrex (Legend, Vista, Venture).

_pantallazos

Una pantalla “adquiriendo satélites” que nos permite ver el estado en el que está nuestro pulsómetro y otra en la que vemos los supuestos satélites orbitando. Realmente son dos pantallas innecesarias, pues lo que a nosotros nos preocupa es que el pulsómetro adquiera rápido la señal para no llevar recorridos 2-3 kilometros y que no nos los cuente en la sesión. Pero da la sensación de que la gente de Garmin, como ya tenía las pantallas de otros modelos, pues ha visto sencillo incluirlas en este también. En cualquier caso, aunque innecesario, se agradece.

satelites3

satelites24

Lo que no hemos encontrado, es un recurso que si tiene el Suunto Ambit2, una especie de memoria caché que almacena donde has entrenado la última vez y permite situarnos mucho más rápido si estamos “por la zona”. La diferencia en cualquier caso entre estos dos aparatos en cuanto a localizarnos en un punto exacto es escasa.

Por otra parte, ante la pregunta inevitable de ¿y cual mide mejor? Si que hemos podido constatar que las diferencias son mínimas. Dedicaremos un artículo (por lo menos) a este tema, pues da para mucho, pero resumiendo: podemos estar tranquilos. El Garmin Forerunner 910xt mide bien, muy bien. O Mejor dicho: todo lo bien que puede medir un pulsómetro. El chip es el mismo que el Polar RC3 (SiRF Star iv chipset), con lo que no hay diferencia, pero el Garmin tiene altímetro barométrico ¿y eso que es?

El altímetro barométrico se supone que es más exacto que el GPS, e interpreta mejor datos como el grado de pendiente de una montaña. Lo interesante es que la NASA ha fotografiado la tierra y a cada punto de latitud y longitud le ha dado una altitud. Realmente no es sorprendente que la NASA haga esto, lo sorprendente es que comparta los datos con nosotros. En resumen: si el pulsómetro no encuentra coherencia entre el dato del GPS y el del altímetro barométrico, el software Garmin Connect se encarga de “limpiarlo” y dejarnos un track fino, fino (como diría aquél).

GPS: tracks. Si dicho todo esto, estais pensando en utilizar vuestro flamante Forerunner 910xt como GPS, esta pantalla es lo mejor (que no es poco) que os encontrareis. Podeis cargar el track fácilmente y luego seguirlo es simplemente cuestión de ir “pisándolo” sobre el terreno, pero no esperéis un mapa debajo, ni por defecto ni cargándolo ni pintándolo… no hay mapa.

gps2

Banda de pecho Y para terminar, unas escasas pero iluminantes líneas sobre la famosa banda de pecho. Falla. Así de sencillo. Si no os preocupa demasiado, podéis vivir con la banda de pecho original de Garmin, pero tiene lagunas de varios segundos (8-12 segundos) sin recoger datos. Esto no es grave si estáis entrenando largas distancias, pero haciendo series cerca de la frecuencia cardiaca máxima (por ejemplo) te puede dejar sin el dato clave que estabas buscando… justo en el momento álgido, cuando vas a comprobar a qué pulsaciones máximas puede rendir tu corazón, la medición se queda “paralizada” en un mismo dato que ni sube ni baja durante esos segundos agónicos en los que no puedes soportar la intensidad…. en otras ocasiones también he comprobado que mide por debajo de la frecuencia cardiaca real, como si reaccionase con retraso a las pulsaciones que en ese momento tiene el corazón. También he de decir que estas afirmaciones hay que considerarlas con precaución. Hablo de mi propia experiencia, que no tiene que coincidir con la del resto, aunque los comentarios en internet son generalizados.

Se supone que este problema ha desaparecido con la banda de pecho HRM-RUN que lleva de serie el Garmin Forerunner 620, pero lo que es más irónico a día de hoy es que los usuarios de Garmin se están comprando una banda de pecho (pero no la pastilla) Polar y ponen la pastilla Garmin. El invento es totalmente compatible y soluciona todos los problemas.

IMG_2353b

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *