COR: ANÁLISIS DE SANGRE EN CASA

Antes de entrar de lleno en COR hemos querido hacer un breve repaso de cómo están las cosas en el universo crowdfunding. Puedes leerlo en: CROWDFUNDING TECH & TRAINING (ABRIL 2016). Aprovechando las conclusiones del artículo anterior, lo cierto es que no basta con una buena idea, son necesarios conocimientos ajenos al proyecto en sí, como pueden ser leyes y procesos de producción, además de una buena reputación previa en el ámbito del proyecto. Todo esto lo podemos ver en COR, el primer analizador de sangre doméstico.

COR 1

ANTECEDENTES

Lo que está más o menos claro es que en lo que respecta a todo lo que rodea al micromecenazgo, ya no basta con tener una buena idea, hace falta reputación y, a ser posible, un business angel que de un buen empujón al proyecto. Ese parece ser el caso de COR, el primer analizador sanguíneo casero del mundo: The Gold Standard Health Tracker.

Bob Messerschmidt es el cerebro detrás de COR. En su curriculum figura haber trabajado 3 años como “arquitecto” del Apple Watch, después de que Apple adquiriese su compañía en secreto en 2010. Hablamos de 2010 y la compañía en cuestión trabajaba sobre la espectroscopia infrarroja, que conocemos comúnmente como NIRS y que es la base de todos los sensores ópticos de frecuencia cardiaca que están tan de moda actualmente (puedes leer: OPTICAL HR – ANÁLISIS DE FUNCIONAMIENTO).

Como ejemplo, es autor o coautor de 12 artículos y capítulos de libros y co-editor de un libro sobre microespectroscopía infrarroja, que tiene 42 patentes emitidas y pendientes de Estados Unidos. En resumen, como hemos comentado antes en el artículo: en crowdfunding ya no basta con una buena idea, hace falta prestigio, reputación, honorabilidad o fiabilidad, como queramos llamarlo.

La filosofía de COR continúa con la tendencia en salud y fitness de implicar al smartphone en la idea del proyecto. Tecnología y salud en este caso.

COR nació hace 2 años en San Francisco con la idea de obtener información de una gota de sangre, que permita hacer un seguimiento del colesterol, la glucosa y otros indicadores sanguíneos importantes.

THERANOS: PROYECTO SIMILAR

No es una idea innovadora, antes que COR, existió Theranos, que básicamente pretende (o pretendía) hacer lo mismo que COR, algo que podríamos llamar “obtención doméstica de indicadores sanguíneos”. El problema es el ya habitual en crowdfunding: una buena idea tiene que estar sustentada por personas que conozcan el ámbito en el que se mueven, las leyes que puedan frenar el proyecto, los imprevistos que puedan surgir, etc. A Theranos le paralizó la FDA (U. S. Foods and Drugs Administration). El informe completo de la FDA se puede leer aquí, aunque la mejor recopilación está publicada en www.mdtmag.com en el artículo: Is Theranos Situation False Crowdfunding Claims at Scale or ‘Outsider’ Naivety?

Así que el primer hándicap con que se encuentra COR es convencer a los eventuales promotores de la idea, particulares que ponen el dinero por adelantado con la esperanza, pero sin garantía escrita, de que el producto salga adelante. Así funciona crowdfunding al fin y al cabo.

Algo que ayuda bastante son los business angels, o inversores “como caídos del cielo” que creen en la idea (y ponen dinero) para que el proyecto salga adelante. Hay profesionales de la inversión, que arriesgan pero que también pueden ganar mucho dinero si la idea es buena y las personas que la llevan a cabo son competentes, en un sentido amplio, como hemos dicho.

Thomas Quertermous, profesor de medicina cardiovascular de la Universidad de Stanford ha financiado COR con 1.03 millones de dólares, lo cual es un indicador muy interesante para los inversores particulares, algo así como el aval de un experto.

COR: FUNCIONAMIENTO

La principal diferencia entre COR y Theranos es que COR quiere que la gente se haga su propia analítica en casa, utilizando un aparato del tamaño de un cepillo de dientes y cartuchos desechables.

Lo primero que nos encontramos es un cartucho, con el que se presiona en cualquier parte del brazo para obtener una gota de sangre.

COR 2

El cartucho se introduce en una base – receptor – lector que analiza la información y la envía al smartphone a través de “la nube” ese espacio parecido al limbo donde se almacena información tan jugosa para las aseguradoras como nuestro colesterol… desde luego, el oficio de “robador de datos de la nube” es el empleo con más futuro del mundo.

¿Cómo analiza COR la sangre? Aquí se cierra parte del círculo: según indica COR, mediante tecnología patentada de espectroscopia vibracional (en lo que es experto Bob Messerschmidt).

Diapositiva3

A los 5 minutos los datos están en el smartphone, junto a interesantes consejos para mejorar nuestra salud.

¿Qué datos? Colesterol (LDL, HDL y total), glucosa en sangre, nivel de inflamación (fibrinógeno: particularmente útil para las personas que realizan en entrenamiento físico intenso) y triglicéridos.

COR 4

LOS DATOS

Pero la diferencia significativa con Theranos o con un análisis sanguíneo convencional, es que COR no ofrece datos absolutos, sino relativos. No se trata de una compañía médica, solo proporcionan una orientación sobre el estilo de vida.

Si nos detenemos en las imágenes que aparecen en el proyecto en indiegogo no vemos datos absolutos por ninguna parte, tan solo curvas que indican un cambio relativo e indicadores en verde y rojo. Esto no quiere decir que COR no mida los datos, sino que simplemente no los ofrece “en bruto”, sino como curvas de evolución. Con el color verde – rojo el usuario ya sabe si debe atender a un indicador en concreto, y con la curva de evolución irá observando si las estrategias de hábitos de vida saludables dan buen resultado.

Con la información que COR obtiene, organiza una serie de consejos sobre hábitos de vida saludables: alimentación y ejercicio principalmente.

Diapositiva5

COR: PRECIOS

¿Cuál es la ventaja de financiar un proyecto crowdfunding? Son varias, por una parte, el placer de ayudar a que la humanidad avance y los bancos no expriman con intereses a personas con ideas brillantes, pero en lo tangible, el hecho de que el producto se adquirirá a un precio muy ventajoso con respecto al precio oficial si finalmente se comercializa.

Además, las campañas tienen diferentes recompensas en función del nivel de compromiso del financiador, así, en COR podemos encontrar 100 unidades a 149$ y otras 100 unidades a 179$, todas ya agotadas, cuando el precio con el que pretende salir al mercado el producto es de 299$.

Como las promociones de 149$ y 179$ se han agotado y las cosas van bien para COR (225% de financiación sin haber terminado la campaña), han creado una recompensa (obtención del producto) sin límite de unidades a 199$. Recordatorio: el precio con el que saldrá el producto al mercado es de 299$.

Además, los cartuchos son desechables, por lo que hay que prever un gasto de unos 10$ al mes en cartuchos “de usar y tirar”. Los primeros en financiar la campaña (la opción de 149$) cuentan con cartuchos gratis para 3 meses.

Diapositiva6

TIMELINE

Lo último, pero no menos importante, que hay que valorar en un proyecto crowdfunding es el timeline, o los plazos en los que la empresa pretende ofrecer el producto. Hay que tener en cuenta que en muchos casos, la empresa busca financiación para ir más allá de una versión beta o prototipo. Busca financiación para crear la idea o producir en serie, obtener permisos y certificaciones, etc. y estas son cosas que llevan tiempo.

Un timeline demasiado ambicioso hace que los inversores desconfíen, así que el tiempo estimado “de fiar” en un proyecto crowdfunding entre que el inversor financia el proyecto y lo puede disfrutar varía entre los 12 y 18 meses, en función de la complejidad y nivel de desarrollo del mismo. Menos no es mejor.

Diapositiva7

4 comentarios
    • Gabriel Hernando Castañeda
      Gabriel Hernando Castañeda Dice:

      muchas gracias Alex, es un placer leer comentarios de tal calidad.
      pregunta de neófito, y duda que he tenido al redactar el artículo:
      ¿que relación hay entre la espectroscopia vibracional y la de infrarrojo cercano (NIRS)?
      Desde luego NIRS nos resulta más cercano, pero me he aventurado en el artículo a relacionarlas sin estar seguro de si son “asemejables”

      saludos y gracias por el pdf

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *