MARGINAL GAINS ¿CIENCIA O MARKETING?

¿Ciencia, marketing, llevar el reglamento al límite o simplemente el mayor presupuesto del mundo del ciclismo? Lo cierto es que el mantra marginal gains sirve para justificar todo lo que pasa en el equipo Sky, pero este concepto también tiene sus sombras y sus preguntas por responder, en lo científico y en lo legal también.

DAVE BRAISFORD

Controvertido por sus planteamientos que repasaremos en un momento, Dave Braisford lo justifica todo con el mantra marginal gains: ganancias marginales aplicadas al alto rendimiento: medirlo todo, analizarlo todo, replanteárselo todo y atender hasta al mínimo detalle.

Después de 20 años como ciclista, Dave Braisford comenzó a entrenar al equipo británico de ciclismo en 2003, cosechando algunos éxitos en los juegos olímpicos de Atenas en 2004, en los que Bradley Wiggins ya ganó 3 medallas pero con la vista puesta en 2012, en los JJ.OO. que se celebraron en Londres.

Antes, en Pekín 2008, el equipo británico de ciclismo arrasó con 14 medallas de un total de 47 que obtuvo la delegación (33% para un solo deporte). La estrategia era sencilla e inteligente, el ratio de medallas por deporte que ofrece el ciclismo, concretamente el ciclismo en pista, es de los más altos de los juegos olímpicos, así que a por ellas fueron los ingleses.

Sin embargo, el objetivo era Londres 2012, ya se sabe: juegos olímpicos en el propio país, escaparate mundial, a reventarlo a medallas sea como sea… El Reino Unido quedó en tercer lugar en el medallero, detrás de las todopoderosas EE.UU. y China. De las 65 medallas obtenidas, 12 fueron en Ciclismo.

En 2014, Dave Braisford dejó la selección británica para dedicarse en exclusiva al equipo Sky, que llevaba entrenando desde 2010.

MARGINAL GAINS

El concepto marginal gains es sencillo: pequeños cambios que mejoren el rendimiento.

Textualmente: “the 1 percent margin for improvement in everything you do.” Mejora en un 1% todo lo que haces y ese porcentaje se sumará todo junto en el ciclista.

Evidentemente, lo primero puede ser la nutrición, pero también el entrenamiento por potencia antes que muchos otros (ahora nos parece algo normal, pero alguien tenía que ser el primero en exprimirla), ergonomía, materiales, etc.

Las noticias sobre los planteamientos del equipo Sky han sido muy comentadas desde el principio. Uno de los primeros temas de conversación fue el de la ropa… ¿competir en el mes de julio, en el Tour de Francia, vestidos de negro?… Rapha es la marca que ha vestido al equipo Sky entre 2012 y 2016. Castelli lo hará en 2017 yendo un poco más allá: ropa que permite ahorrar vatios.

Después fue lo de la planificación inversa con Froome: primero hacer calidad y cuando se acerca el periodo competitivo hacer volumen.

También lo hemos visto en la nutrición, con el famoso desayuno de Chris Froome del segundo día de descanso del Tour 2016: todo grasas, nada de hidratos… reinventando la nutrición ciclista.

Lo último ha sido el concepto, que daría para un artículo entero por lo marketiniano del nombre: deshidratación funcional.

Si pesas menos subes más rápido, así que omitamos el agua, que al fin y al cabo es el 65% del peso de un ser humano normal (de los que funcionan con agua).

En este caso, Iñigo Mujika, uno de los fisiólogos referentes a nivel mundial, afirmó que el planteamiento del equipo británico no es factible.

Y es que al equipo Sky se le ha acusado en numerosas ocasiones de lanzar bombas de humo para desviar la atención de asuntos íntimos del rendimiento en el ciclismo: doping.

Porque si estamos en la filosofía marginal gains, ¿Por qué no exprimir el límite de lo permitido un 1%?

En el aspecto negativo, el equipo Sky fue criticado inicialmente por la subida de Froome en Mont Ventoux en 2013. En dicha subida, el pedaleo era sumamente rápido. Esto sumado al robo de los datos y la edición sublime de los mismos en el video de la ascensión, hacían sospechar que Froome subiera con un motor en su bici (el video en cuestión, aunque Sky intentó retirarlo de internet, está entre otros, en este artículo de MARCA: El vídeo de los ataques de Froome en Mont Ventoux del que habla todo el Tour).

Otro de los problemas han sido los TUE de Wiggins. Hace bien poco fueron robados (supuestamente por un hack team ruso llamado Fancy Bears) los TUE de Sir Bradley Wiggins y también de Froome y otros ciclistas británicos.

Un TUE (Therapeutic Use Exemption) es un permiso médico que obtienen los ciclistas cuando se tienen que tratar por diferentes dolencias con productos que pueden dar doping.

Los TUE que más han trascendido son los de Wiggins, pues se ha tratado durante años una alergia primaveral llamada “fiebre del heno” con corticoesteroides, el producto dopante (conocido) más efectivo, que es algo así como “matar moscas a cañonazos”.

La opinión del pelotón, a través del Secret PRO de Cycling tips es unánime: si necesitas algo tan potente para tratarte una alergia, entonces es que no estás como para montar en bici. Nadie ha hecho trampas “legales” , pero éticamente es todo muy cuestionable.

Hay un par de buenos artículos en Ciclismo2005 (ya solo el título es sublime): ¿Qué harías TUE? (I): en un ataque preventivo de la URSS.

Lo último que le está costando al equipo Sky explicar es una bolsa médica que viajó de la sede del equipo Sky a Dauphiné (Francia) en 2011, cuyo contenido asegura el equipo que era un inocente Fluimicil, justificación difícil de creer (por algo parecido estalló el famoso Caso Festina en 1998).

PRESUPUESTOS CICLISTAS

Este es un pequeño resumen de las luces y las sombras de la filosofía marginal gains. Para completar la información solo falta un dato, porque los pequeños cambios hay que medirlos, cuantificarlos, evaluarlos, etc. y todo esto cuesta mucho dinero, así que sería justo incluir en toda esta información el presupuesto anual del equipo Sky, que es al ciclismo lo que el Real Madrid o el Barcelona al futbol.

Presupuesto de los equipos ciclistas participantes en Tour de France 2016 (fuente: Which Tour de France team has the largest budget?)

Team Sky – €35m
Katusha – €32m
BMC – €28m
Tinkoff – €25m
Astana – €20m
Etixx-Quick Step – €18m
Movistar – €15m
Lotto-Soudal – €14m
LottoNL-Jumbo – €14m
Dimension Data – €13.5m
Orica-BikeExchange – €13m
Giant-Alpecin – €12.5m
Trek-Segafredo – €12m
Ag2r La Mondiale – €12m
Cofidis – €11m
IAM Cycling – €10.5m
FDJ – €10m
Cannondale – €10m
Lampre-Merida – €7m
Direct Energie – €6m
Bora-Argon 18 – €4.5m
Fortuneo-Vital Concept – €3.5m

ENTRENAMIENTO INVISIBLE

Los más escépticos utilizarán el argumento de que marginal gains es tan solo una forma vestida de marketing de entrenamiento invisible. No corresponde a este artículo decidir si es cierto o no, tan solo nos hemos limitado a ir reuniendo lo que cualquier internauta ocioso puede encontrar disperso en internet.

Es cierto que el concepto “entrenamiento invisible” comparte una esencia muy parecida a marginal gains. Una buena definición de “entrenamiento invisible” debe estar compuesta de los siguientes axiomas:

  • Todo aquello que el deportista hace mientras no entrena,
  • que está orientado a optimizar su próximo entrenamiento
  • y en consecuencia, maximizar su condición física:
  • Incluye generalmente las siguientes áreas: estrategias que aceleren la recuperación, cuantificación e incluso mejora del descanso, nutrición e hidratación, higiene y cuidado corporal o fisioterapia.

Así pues, podríamos argumentar que marginal gains es una metodología, una forma de entrenamiento invisible. Sin duda la metodología mejor vendida. La discusión está servida: ¿marketing o ciencia?

1 comentario
  1. Rodrigo Borrego (Morath)
    Rodrigo Borrego (Morath) Dice:

    Llámese “marginal gains” o “cuidar los pequeños grandes detalles que marcan la diferencia”, obviarlos es despreciar posibilidades de mejorar que, cuando se hila fino y ya se está rozando el límite de lo humano son lo que diferencia ganar de perder.
    Pero, ojo, que no todo es tan bonito y, centrarse en las “marginal gains” cuando queda mucho por mejorar no es rentable porque el coste que tiene mejorar en un “marginal gain” posiblemente sirva para subir un montón de escalones en la base.
    ¿”Marginal gains”? Siempre en la mente y, siempre que se pueda, a por ellos, pero como objetivo, sólo cuando ya no hay otra forma de “ganar”.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *