TECNOLOGÍA DEL SUEÑO (PARTE III: PRODUCTOS UBICADOS EN LA CABEZA)

La tercera parte de esta serie de artículos se basa, por fin, en los productos nacidos a través de las plataformas crowdfunding Indiegogo y Kickstarter, algunos productos en pleno proceso de financiación y otros ya adquiribles online. El nexo común de todos ellos, el siguiente avance para la tecnología deportiva: electroencefalografía EEG fuera del ámbito médico, al alcance del “consumidor final”. Tecnología del sueño, parte III.

TECNOLOGÍA DEL SUEÑO

En la segunda parte de la serie “TECNOLOGÍA DEL SUEÑO” hemos hablado de las estrategias actuales de los wearables: sleep mode, sleep tracking, 24×7 y sleep recording. Sin embargo, estas estrategias empiezan a ser superadas por las nuevas que están apareciendo en el mercado y las que llegarán pronto.

Aprovechando el párrafo con el que terminamos el anterior artículo: ¿Cómo puede la tecnología mejorar nuestro sueño? Lo primero será medir (lo que no se mide no puede mejorarse), después analizar y en una última fase, establecer estrategias para la mejora de la calidad del sueño. De las dos primeras fases nos vamos a ocupar a continuación.

¿QUÉ MEDIMOS?

Ya se mide el movimiento y en algunos casos la frecuencia cardiaca. Cualquier nuevo producto, para ser innovador, debe medir EEG (electroencefalografía) que será la base para poder analizar las distintas etapas del sueño de las que hablábamos en la segunda parte del artículo (ver: TECNOLOGÍA DEL SUEÑO, PARTE II, ESTRATEGIAS WEARABLES).

Además, algunos otros dispositivos miden el ritmo respiratorio y los menos pueden medir la temperatura y humedad ambiental para intentar ajustarla a nuestros gustos.

Es interesante hacer un breve repaso a cómo funciona la financiación crowdfunding. En muchos casos, la adopción de nuevas cualidades en los productos depende de la financiación conseguida. Pongamos un ejemplo muy sencillo: una empresa quiere hacer relojes. Si llega al 100% de su objetivo de financiación los hará blancos y negros, pero si consigue el 150% añadirá otros colores como el rojo o el azul. Finalmente, si consigue el 200% dejará que los propios usuarios decidan el color del dispositivo que están financiando.

Es solo un ejemplo sencillo (e inexistente) pero que nos permite explicar cómo funcionan las opciones de mejora de los productos. Por tal motivo, un producto que se anuncia con EEG puede incluir ECG si la financiación es satisfactoria. Así que es difícil clasificar los productos por lo que miden, ya que en muchos casos ni siquiera la empresa lo sabe, dependerá del éxito de su campaña de financiación.

Así que las fichas creadas para cada producto deben ser tomadas con cierta cautela, ya que las especificaciones técnicas pueden variar en algunos casos. Recomendamos al lector interesado que profundice en los productos que le resulten sugerentes a través de los enlaces de cada ficha.

¿DONDE MEDIMOS?

Es más sencillo clasificar los productos dependiendo de donde se coloquen, o siendo un poco más técnicos: donde se sitúe el emisor de la información. El receptor, damos por hecho que en el 99% de los casos será el smartphone mediante una APP creada al efecto.

Después de repasar más de 20 productos, los hemos podido clasificar en medidores que se colocan en (1) la almohada, (2) el colchón, (3) la cabeza, y (4) otros, como por ejemplo en un dedo o como despertador encima de la mesilla de noche.

PRODUCTOS UBICADOS EN LA CABEZA

Empezamos con la revisión de los productos ubicados en la cabeza más destacados. El motivo es sencillo: por una parte son controvertidos ¿Quién está cómodo durmiendo con algo en la cabeza? Pero por otra parte son los que más posibilidades ofrecen de medición de EEG, con lo pueden informar sobre las etapas del sueño e incluso intentar su modificación para mejorar el descanso.

Recurrimos a la ficha creada ex profeso para clasificar todos los productos encontrados: nombre del producto, web, imagen, descripción, plataforma de financiación, recaudación, periodo de financiación, fecha prevista de entrega, precio y observaciones.

IBAND

NOMBRE DEL PRODUCTO: iBand

WEB: http://www.ibandplus.com/

DESCRIPCIÓN: iBand se coloca en la cabeza como vemos en la imagen adjunta. Envía datos de movimiento durante el sueño, frecuencia cardiaca y temperatura corporal. Analiza información relacionada con EEG y la utiliza para ayudar en el descanso emitiendo luces y sonidos relajantes (los sonidos mediante los iBand pillow speakers).

Toda la información se emite mediante BLE a la APP del teléfono.

PLATAFORMA DE FINANCIACIÓN (PINCHAR PARA VER CAMPAÑA): Indiegogo y Kickstarter

RECAUDACIÓN: 1289% en total. Aproximadamente 1.65M$ entre las dos campañas.

PERIODO DE FINANCIACIÓN: finalizado en octubre de 2016

FECHA PREVISTA DE ENTREGA: Julio 2017

PRECIO: Por debajo de 200$

OBSERVACIONES: La explicación del producto en las plataformas crowdfunding así como los videos adjuntos son de muy buena calidad. La repercusión mediática ha sido muy grande en medios especializados. Posibilidad de nuevos productos asociados ya que deja abierta la posibilidad a que desarrolles independientes utilicen los datos de iBand.

Para los curiosos que quieran profundizar, es un buen producto en el que detenerse.

SLEEP SHEPHERD BLUE

NOMBRE DEL PRODUCTO: Sleep Shepherd Blue.

WEB: http://sleepshepherd.com/

DESCRIPCIÓN: Muy parecido a iBand y unos meses anterior. Igualmente, se coloca en la cabeza como vemos en la imagen. Utiliza sensores EEG integrados. Detecta el movimiento aunque no detecta FC o temperatura corporal. Reconoce la posición de descanso (lateral, supino, prono). Los oídos quedan tapados por la banda. Incorpora altavoces. La APP activa la alarma del teléfono en el momento más adecuado según la etapa del sueño en la que nos encontremos.

PLATAFORMA DE FINANCIACIÓN (PINCHAR PARA VER CAMPAÑA): Indiegogo y Kickstarter

RECAUDACIÓN: Aproximadamente 1.5M$ entre las dos campañas.

PERIODO DE FINANCIACIÓN: finalizado en marzo de 2016

FECHA PREVISTA DE ENTREGA: Verano 2016

PRECIO: En torno a 200$

OBSERVACIONES: El producto ya se encuentra en el mercado. Se pueden leer bastantes opiniones en la web Grommet (y comprarlo). Hay opiniones muy positivas y también negativas. En las negativas los usuarios informan que pudieron devolver el producto. En varias ocasiones la justificación es “no es para mí”, pero no porque el producto funcione mal o no haga lo que prometía. La justificación “no es para mi” apunta a que puede ser un producto incómodo con el que dormir para algunas personas.

NAPTIME

NOMBRE DEL PRODUCTO: Naptime

WEB: no, pero cuenta con página en Facebook.

DESCRIPCIÓN: una idea original: un producto para mejorar la siesta, pero una siesta “a la americana”, de unos 10 a 30 minutos, con el objetivo de ser más efectivo el resto del día. La promoción del producto indica que dormir este tipo de siesta reduce un 37% el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca (no hemos comprobado la fuente).

Sea como sea, el producto cuenta con unos auriculares y todo comienza con música relajante (que proviene del teléfono). Cuando la EEG detecta que estamos dormidos el audio desaparece para despertarnos en el momento adecuado de nuevo, con música.

La máscara cuenta con una espuma de memoria (memory foam) para mayor comodidad, que bloquea completamente la luz.

Naptime no necesita baterías, se carga a través de los auriculares. Idea interesante en caso de que sobrevenga una siesta repentina.

PLATAFORMA DE FINANCIACIÓN (PINCHAR PARA VER CAMPAÑA): Indiegogo

RECAUDACIÓN: 40K$, aproximadamente el 125% del objetivo.

PERIODO DE FINANCIACIÓN: finalizado en enero 2017

FECHA PREVISTA DE ENTREGA: Mayo 2017

PRECIO: 150$ durante la campaña. El precio de venta será un 40% superior.

OBSERVACIONES: La financiación no ha sido tan explosiva como en el caso de Sleep Shepherd Blue o iBand pero también es cierto que todos dormimos pero no todos nos echamos la siesta. Lo mejor del producto parece la “espuma de memoria” y el hecho de que no necesite recargarse ya que lo hace a través de los auriculares.

NUVI

NOMBRE DEL PRODUCTO: Nuvi

WEB: no

DESCRIPCIÓN: Se trata de un producto sencillo que no habla específicamente de medición de EEG. Por el contrario, ofrece bastantes opciones de configuración: sueño nocturno, modo siesta, ajuste de sueño en caso de jet lag y la arriesgada opción de los sueños lúcidos que veremos en algunos productos como Neuro:on, que no parece fácil de conseguir. En total cuenta con 6 programas.

Para ayudar a conciliar el sueño cuenta con luces y música relajantes que se controlan por BLE desde la APP del smartphone.

PLATAFORMA DE FINANCIACIÓN (PINCHAR PARA VER CAMPAÑA): Indiegogo y Kickstarter

RECAUDACIÓN: 0,12M$ entre las dos campañas

PERIODO DE FINANCIACIÓN: diciembre 2016

FECHA PREVISTA DE ENTREGA: primer trimestre 2017

PRECIO: 50$ para financiadores. Descuento del 30% aproximadamente

OBSERVACIONES: Lo mejor del producto es su precio para financiadores: 50$, lejos del precio medio de estos productos que está por encime de los 150$ y en algunos casos supera los 200$.

La opción de sueño lúcido está presentada solo si la campaña superaba los 35K$ y como así ha sido, la empresa se aventura en un terreno complicado con el solo argumento de una luz roja parpadeante a modo de técnica conductual para inducir el sueño lúcido durante la etapa REM (recomendable ir al producto Neuro:on para más información sobre el concepto de “sueño lúcido”).

KOKOON

NOMBRE DEL PRODUCTO: KOKOON

WEB: https://kokoon.io/

DESCRIPCIÓN: En este caso no se trata de una máscara sino de unos auriculares. Igualmente pueden medir EEG y la idea es que el sonido nos ayude a conciliar el sueño e incluso a mejorar la calidad del mismo.

El principal problema es si eres de esos que duerme de lado, que por otra parte es de lo más normal. Parece más adecuado para relajarnos en un vuelo o para una siesta “no-española” como lo plantea el producto que también hemos visto en el artículo: Naptime.

Hay veces que lo más interesante de las campañas crowdfunding no es lo que prometen sino los comentarios o los antecedentes de productos similares. Para completar la información leer: observaciones unas líneas más abajo.

PLATAFORMA DE FINANCIACIÓN (PINCHAR PARA VER CAMPAÑA): Kickstarter

RECAUDACIÓN: 2M$ de los 0,1M$ solicitados.

PERIODO DE FINANCIACIÓN: Mayo 2015

FECHA PREVISTA DE ENTREGA: Junio 2017 (la fecha inicial era febrero 2016)

PRECIO: 200$ en web, 20-30% menos para los financiadores iniciales.

OBSERVACIONES: Basado originalmente en un proyecto anterior llamado LUCI que finalmente fue cancelado y su creador acusado de estafa (noviembre de 2013), lo cual genera un nivel de desconfianza mayor que en otros productos de micromecenazgo.

Si a esto le unimos más de 15 meses de retraso en la entrega que aún está pendiente (junio 2017 dice la web), pues las expectativas no son de lo más reconfortantes.

Dado el éxito de recaudación, estaremos atentos a la evolución del producto, para ver si finalmente se hace realidad.

NEUROON

NOMBRE DEL PRODUCTO: Neuroon (también Neuro:on)

WEB: https://neuroon.com/

DESCRIPCIÓN: Vamos a entretenernos un poco en este producto porque es verdaderamente curioso ya que de nuevo nos encontramos con la promesa de controlar los sueños lúcidos.

Dividimos el producto en 2 versiones. La versión 1 fue entregada en 2015 y tiene las mismas características que iBand o Sleep Shepherd Blue, sin embargo, la compañía se ha aventurado a una nueva versión que incluye la ambiciosa idea de poder controlar nuestros sueños.

Neuroon Mide EEG y cuenta con un sensor de temperatura y un acelerómetro pero lo interesante del producto es que la utilidad de la medición de EEG está dirigida a localizar el sueño REM, que es la etapa en la que se producen los sueños y que está caracterizada por un rápido movimiento de ojos. Si nos despertamos durante la etapa REM recordaremos los sueños.

También mide EOG, las iniciales de Electrooculograma: medición de los movimientos de los ojos y EMG (Electromiografía): movimientos de los músculos, en este caso, cercanos al glóbulo ocular.

Una vez localizado el sueño REM, lo que intentará el dispositivo es que nos demos cuenta de que estamos soñando para poder controlar nuestro sueño, lo que se denomina “sueño lúcido”. Este hecho fue descrito en 1913 por el psiquiatra holandés Frederik Van Eeden pero no fue hasta 1975 cuando se encontró la evidencia científica que lo respaldaba (Dr. Keith Hearne, Universidad de Hull).

La forma que tiene Neuroon de ayudarnos a que nos demos cuenta de que estamos soñando es mediante las luces en la parte interior de la máscara, estímulos acústicos y el sistema de vibración del producto. Estímulos suaves que debemos aprender a interpretar mientras soñamos para percatarnos de que lo estamos haciendo y comenzar así nuestro “sueño lúcido”. Algo así como el gato de Matrix (aquí el video para quien quiera la explicación concreta).

La fecha prevista de actualización del producto para hacerlo compatible con la opción de sueño lúcido es de Junio de 2016, sin embargo, los comentarios en Kickstarter nos hacen pensar que algo ha salido mal.

Por lo demás, transmite los datos a una APP mediante BLE y cuenta con una batería que debería durar unas 40 horas (5-7 días de sueño).

Otro producto con tecnología similar es Remee. Más sencillo (sin EEG). La campaña en Kickstarter es del año 2012.

PLATAFORMA DE FINANCIACIÓN (PINCHAR PARA VER CAMPAÑA): Kickstarter

RECAUDACIÓN: 0,5M$

PERIODO DE FINANCIACIÓN: Enero 2014

FECHA PREVISTA DE ENTREGA: Durante 2015 para la primera versión y Junio 2016 para el software de sueño lúcido.

PRECIO: 300$ (la mitad para los que fueron financiadores de la campaña en su momento)

OBSERVACIONES: Lo más destacado es la combinación de tecnologías para intentar controlar el sueño, sin embrago parece que el proyecto está teniendo problemas (igual era demasiado ambicioso, pero solo los ambiciosos triunfan).

Sin duda se trata de un caso típico crowdfunding. Los problemas nunca están en el hardware, poner los sensores y hacerlos funcionar es barato y sencillo, el problema siempre está en el software, en los algoritmos que deben interpretar lo que reciben de los sensores. No es el primer producto que se atasca en este punto y muere cuando lleva el 95% del camino… el 5% final es el que marca la diferencia. Cuando estos problemas ocurren, lo único que puede hacer la compañía es retrasar la entrega, con el consiguiente disgusto para los financiadores y el miedo de la empresa a que la competencia les adelante.

CONCLUSIONES

Hay un patrón común en todos los dispositivos ubicados en la cabeza: EEG (medición de la actividad bioeléctrica del cerebro), información fundamental sobre la etapa del sueño en la que se encuentra el sujeto. A partir de aquí, lo que hacen los diferentes dispositivos se reduce a (1) despertarnos en la etapa adecuada, nunca cuando el sueño es profundo o reparador y (2) intentar comunicarse con nuestra parte consciente durante el sueño lúcido o fase REM para que podamos darnos cuenta de que estamos soñando. Esto por ahora se está mostrando demasiado ambicioso.

Además de EEG, los dispositivos miden normalmente el movimiento, con lo que pueden aportar información complementaria. En algunos casos miden frecuencia cardiaca con una banda pectoral convencional, lo cual no es demasiado innovador. No hemos visto sensores ópticos de frecuencia cardiaca entre los dispositivos. Otros datos que recogen pueden ser la temperatura corporal o el movimiento de los ojos, otra forma de saber que el sujeto durmiente está en fase REM.

Por último, algunos dispositivos utilizan música relajante o pequeños leds instalados en el antifaz para ayudar a conciliar el sueño e indicar mediante técnicas conductuales que nos encontramos en la fase REM del sueño o despertarnos.

Todos los dispositivos necesitan (y ofrecen) una APP que cumple dos funciones: por una parte, registra toda la actividad medida durante el sueño por el dispositivo y por otra parte, sirve para ajustar luces, sonido o frecuencia cardiaca. Todo mediante BLE.

El nivel de desarrollo de los dispositivos es desigual, algunos ya se encuentran en el mercado, la mayoría en proceso de fabricación y los menos, no han sido entregados después de finalizar su campaña. En líneas generales es un sector que despierta mucho interés entre los financiadores anónimos que surcan el universo crowdfunding ya que la mayoría de las campañas han sido sobradamente financiadas.

Solo cuentan con web propia los más desarrollados, aunque no es un criterio para conocer el grado de éxito del producto. Nos ha resultado una buena estrategia para conocer el éxito, estado y actualización del producto leer muchos de los comentarios que los financiadores y curiosos pueden dejar en las plataformas.

Entre los productos ya entregados la crítica más habitual es la incomodidad que pueden producir este tipo de dispositivos que se colocan en la cabeza. Podríamos dividir a la humanidad en dos tipos de personas: los que serían capaces de dormir con algo en la cabeza, tapándoles los ojos, y los que no. Desde luego es una situación ante la que uno enseguida se da cuenta de si le interesa el producto o no, ese es el mayor hándicap, que no encontraremos en el artículo siguiente cuando hablemos de “colchones tecnológicos”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *